Remedios caseros para la progeria

Compártelo!

Hay algunas medidas que se pueden tomar en casa que pueden ayudar al niño con progeria, como:

  • Asegurarse de que el niño se mantenga bien hidratado: La deshidratación puede ser más grave en los niños con progeria. Asegúrese de que el niño recibe suficiente líquidos para beber, especialmente si sufre otra enfermedad o cuando hace calor.
  • Proporcionar comidas frecuentes y pequeñas: Dado que la nutrición y el crecimiento pueden ser un problema para los niños con progeria, dar al niño comidas más pequeñas más a menudo puede ayudar a aumentar la ingesta calórica.
  • Proporcionar oportunidades para la actividad física regular: Consulte con el médico para saber qué actividades son mejores para el niño.
  • Consiguir zapatos o plantillas acolchonadas para el niño: La pérdida de grasa corporal en los pies puede causar incomodidad.
  • Asegurarse de que el niño está al día con las vacunas infantiles: Un niño con progeria no está en mayor riesgo de sufrir infecciones, pero como todos los niños está en riesgo si se expone a las enfermedades infecciosas.
  • Proporcionar oportunidades de aprendizaje: La progeria no afecta a la inteligencia del niñp, así que puede asistir a la escuela en un nivel apropiado según la edad.

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí