¿Qué causas pueden provocar la progeria?

Los investigadores han descubierto una mutación genética como la única responsable del síndrome de Hutchinson-Gilford. El gen que se conoce como lámina A (LMNA), que produce una proteína necesaria para que el centro (núcleo) de una célula permanezca junta. Los investigadores creen que la mutación genética hace que las células sean inestables, lo que parece conducir a la progeria: el rápido proceso de envejecimiento.

Los investigadores creen que una mutación hace que las células sean inestables, lo que lleva a la característica de la progeria: el rápido envejecimiento.

Los investigadores creen que una mutación hace que las células sean inestables, lo que lleva a la característica de la progeria: el rápido envejecimiento.

A diferencia de muchas mutaciones genéticas, la progeria Hutchinson-Gilford no se transmite en las familias. Más bien, el cambio genético es una casualidad que los investigadores creen que afecta a un solo espermatozoide o al óvulo justo antes de la concepción. Ninguno de los padres es portador, por lo que las mutaciones en los genes de los niños son nuevas.

Otros síndromes similares

Hay, sin embargo, otros síndromes progeroides que están en las familias. Como el Wiedemann-Rautenstrauch y el síndrome de Werner. En el síndrome de Wiedemann-Rautenstrauch , también conocido como síndrome neonatal progeroide, el inicio del envejecimiento comienza en el útero, y los signos y síntomas son evidentes al nacer. El síndrome de Werner comienza en la adolescencia o en la edad adulta. Estos síndromes hereditarios progeroides también causan un rápido envejecimiento y la vida es más corta.